Blockchain en la propiedad intelectual

/, Tecnología Blockchain/Blockchain en la propiedad intelectual

El registro de cualquier obra de caracter intelectual requiere de una larga documentación e inversión económica.

Para muchos artistas y creadores de diferentes ámbitos, el tema de la propiedad intelectual puede ser un verdadero dolor de cabeza.

Y por eso un excelente caso de uso para Blockchain es la certificación de contenidos digitales (cualquier tipo de archivo: escrito, imagen o audiovisual), que se compone de una firma digital más el sellado de tiempo o “time stamping”.

Imagínelo como un servicio de notario digital, pero al contrario de un servicio de notario tradicional, no necesita un tercero confiable. La propia blockchain proporciona todas las características de un tercero de confianza: facilita las transacciones en línea seguras, es una red descentralizada y distribuida, y las transacciones registradas no pueden modificarse de forma retroactiva. Esto permite a los participantes verificar y auditar las transacciones de una manera además más económica.

Y aquí es donde Blockchain aporta un gran valor, al permitir resolver el problema de forma sencilla, segura y económica.

 

iBS-Certify: como aplicarlo a la gestión de derechos audiovisuales

Con iBS-Certify, el vertical de certificación y notarización de contenidos digitales de iCommunity Labs, al sellar un archivo en la cadena de bloques, se demuestra que dicho archivo existía en ese momento en particular. Si el usuario además ha firmado digitalmente el archivo antes del sellado, puede reclamar sin lugar a dudas que el contenido estaba en su poder en el momento del sellado. Otra ventaja es que puede probar el origen, la fecha, la
autenticidad y la integridad de los archivos, sin exponer su contenido.

Veamos un ejemplo:

Mario compone una nueva melodía en su ordenador y después de haber guardado el archivo, la publica en diferentes foros y plataformas (Youtube, Soundcloud, u otras).  Días después, Ricardo visita una de esas plataformas y escucha la nueva melodía. Desafortunadamente Ricardo, que también es un músico pero no tiene mucho talento, actualmente no está nada creativo y debe entregar nuevas canciones a sus clientes… Así que decide robarle la canción a Mario y hacer una nueva versión, que vende a diferentes DJs para que la pinchen en locales de moda. Un par de semanas después, Mario oye su canción en uno de esos locales… Si Mario después de subir su canción a esas plataformas hubiera usado iBS-Certify ahora podría reclamar su autoría, y sin haber tenido que invertir casi nada de dinero (5€ a lo sumo). Tras haber generado su creación, Mario podría haber usado iBS-Certify
para firmar y sellar dicho archivo con una marca de tiempo digital (también llamado “hash”), y ésta se hubiera subido automáticamente a la cadena de bloques de Ethereum. Y no solo eso: gracias a iBS-Certify podría haber recibido una compensación cada vez que alguien use su creación mediante la gestión de derechos.

El proceso está totalmente descentralizado por lo que no se requiere un servicio de internet centralizado o de terceros para que el usuario pruebe la certificación del documento en el futuro. El usuario podrá probar la propiedad (el hash) del documento refiriéndose a la publicación pertinente de dicho hash en la cadena de bloques, disponible siempre públicamente para quien se desee dar acceso.

9 agosto, 2019
contactoRSC