Tecnología Blockchain aplicada a la cadena de valor del café

/, Tecnología Blockchain, Trazabilidad/Tecnología Blockchain aplicada a la cadena de valor del café

Blockchain permitirá aumentar la confianza y transparencia en todo lo que sucede alrededor del café: desde su recolección hasta el proceso de fijación de precios, pasando por toda la cadena de tostado, envasado y venta.

De esta forma se favorece la economía circular y se potencia la relación de confianza entre todas las partes, generando mayor transparencia y eficiencia.

 

Se calcula que, hoy en día, los amantes del café consumen más de medio billón de tazas al año. Si analizamos la franja de consumidores de entre 19 y 24 años, dos tercios afirman que prefieren comprar un café que se cultive de manera sostenible y que se obtenga de manera responsable. Pero a pesar de que los procesos de certificación de sostenibilidad desarrollados por organismos internacionales han avanzado mucho, todavía no es suficiente ya que no se garantiza la fiabilidad e independencia de los datos registrados.

¿Qué ofrece realmente Blockchain a los tostadores de café?

No hay duda de que los productores podrían, siempre y cuando quien presta el servicio utilice una tecnología accesible, obtener beneficios de blockchain. ¿Pero sólo obtienen ventajas los productores? ¿O también los tostadores reciben las recompensas económicas y comerciales?

DIFERENCIACIÓN

Blockchain brinda tanto a los productores como a los tostadores una plataforma excelente para vender y comprar un café bueno y sostenible, cuyo origen será fácil de identificar y que proviene de buenas fincas cafetaleras de todo el mundo, garantizando de esta forma la calidad y sostenibilidad del proceso.

La información sobre el caficultor y el precio que se pagó puede no solamente dar garantías al cliente, sino que también puede establecer ese vínculo emocional que los hace regresar una y otra vez, incluso cuando un competidor ofrece un café similar por un precio más bajo. La información que está almacenada en blockchain le brinda datos concretos que puede usar para contarle a los clientes una historia: una que se enfoca en un productor con un nombre y una familia, una finca que casi se pueden imaginar y precios mejores que se pueden demostrar.

 

  • EFICIENCIA COMERCIAL

Un tostador de un país que no produce café (como en Norteamérica, Europa, el noroeste asiático o Australasia), tiene dos opciones para comprar café verde: trabajar con un importador o negociar mediante comercio directo, comprando directamente del productor. En general, todo esto implica visitas en persona, tramitar muchos documentos y soportar mucha burocracia para exportar e importar el café.

Blockchain digitaliza toda la documentación, que no está actualmente estandarizada. Dado que blockchain facilita el registro de las transacciones, ayuda a optimizar el trámite de los documentos, las notificaciones, los conocimientos y los datos sobre el café. Esta característica de blockchain permite hacer negocios más rápido y de una forma más confiable y eficaz.

 

  • TRANSPARENCIA Y TRAZABILIDAD

La inmutabilidad de los datos que proporciona blockchain significa que se puede identificar fácilmente el origen de su café, saber dónde se produjo y cómo llegó hasta la tostadora.

También significa que pueden tener un mayor control sobre la calidad del café, registrando los puntos de cata en blockchain. Si surge un problema de calidad, se revisan los registros para averiguar dónde las cosas salieron mal y cómo sucedió.

  • SUMINISTROS CONFIABLES Y OPTIMIZADOS

Como tostador, tu rentabilidad depende de la demanda de los clientes por tu producto. Pero si ese producto cambia constantemente o no se puede confiar en la calidad, es difícil garantizar que la compra se repita.

Blockchain no garantiza por sí sola un suministro de café más confiable. Sin embargo, puede permitir que se establezcan relaciones más fuertes con los socios productores. Cuando un tostador puede hacer el seguimiento de sus compras de café hasta el productor, puede comprar el mismo café, del mismo lote, de la misma finca año tras año, en lugar de comprar simplemente un café de esa región.

Además, puede comunicar con el productor. Ya sea que quiera decirle: “nos gustaría comprar cantidades mayores el año que viene”, “notamos un contenido de humedad elevado en la compra de este año y quisiéramos que el café se seque más el año que viene” o simplemente: “nos encantó este café”, esto puede crear una cadena de comentarios útil.

Un café registrado en blockchain no es necesariamente un café sostenible. Tampoco es necesariamente uno que se paga bien, de buena calidad, ni el comienzo de una relación duradera y sostenible. Pero blockchain da a los tostadores las herramientas para MONITORIZAR mejor todos estos aspectos y, a su vez, COMUNICAR esta información a los compradores.

3 marzo, 2020