Es una plataforma con las que se puede desarrollar aplicaciones reduciendo al mínimo la necesidad de programar código de forma manual, porque ya viene desarrollado y preconfigurado, mediante una interfaz visual, características integrables fácilmente mediante drag and drop, etc. E este modo, los profesionales con un perfil de negocio y con menos conocimiento técnico pueden crear y desplegar aplicaciones empresariales sin complicaciones. 

A pesar de la sencillez, las plataformas de desarrollo Low-Code (que no hay que confundir con “No-Code”) suelen requerir ciertos ajustes a nivel de código para personalizar los modelos y adaptarlos a la realidad concreta de los procesos empresariales. Por esa razón, puede ser necesaria asistencia técnica del personal de IT de la empresa o de un servicio de desarrollo externo. Para los casos donde no se disponga de persona, iCommunity ofrece un servicio de acompañamiento y consultoría. También contamos con partners tecnológicos certificados para desarrollar aplicaciones a media si lo requiere el cliente.