FAQ

/FAQ
FAQ 2018-10-10T22:07:31+00:00

PREGUNTAS FRECUENTES:

La definición resumida es que se trata de es una tecnología que permite la transferencia de datos digitales con una codificación muy sofisticada y de una manera completamente segura a través de un almacenamiento descentralizado mediante una cadena de bloques.

Si nos metemos al detalle, se puede definir como una estructura de datos en la que la información contenida se agrupa en conjuntos (bloques) a los que se les añade metainformaciones relativas a otro bloque de la cadena anterior en una línea temporal, de manera que gracias a técnicas criptográficas, la información contenida en un bloque solo puede ser repudiada o editada modificando todos los bloques posteriores. Esta propiedad permite su aplicación en entorno distribuido de manera que la estructura de datos blockchain puede ejercer de base de datos pública no relacional que contenga un histórico irrefutable de información. Esto en la práctica ha permitido, gracias a la criptografía asimétrica y las funciones de resumen o hash, la implementación de un registro contable (ledger) distribuido que permite soportar y garantizar la seguridad de los datos almacenados.

Siguiendo un protocolo apropiado para todas las operaciones efectuadas sobre la blockchain, es posible alcanzar un consenso sobre la integridad de sus datos por parte de todos los participantes de la red sin necesidad de recurrir a una entidad de confianza que centralice la información. Por ello se considera una tecnología en la que la “verdad” (estado confiable del sistema) es construida, alcanzada y fortalecida por los propios miembros; incluso en un entorno en el que exista una minoría de nodos en la red con comportamiento malicioso (nodos sybil) dado que, en teoría, para comprometer los datos, un atacante requeriría de una mayor potencia de cómputo y presencia en la red que el resultante de la suma de todos los restantes nodos combinados. Por las razones anteriores, la tecnología blockchain es especialmente adecuada para escenarios en los que se requiera almacenar de forma creciente datos ordenados en el tiempo, sin posibilidad de modificación ni revisión y cuya confianza pretenda ser distribuida en lugar de residir en una entidad certificadora. Este enfoque tiene diferentes aspectos:

  • Almacenamiento de datos: se logra mediante la replicación de la información de la cadena de bloques
  • Transmisión de datos: se logra mediante redes de pares.
  • Confirmación de datos: se logra mediante un proceso de consenso entre los nodos participantes. El tipo de algoritmo más utilizado es el de prueba de trabajo en el que hay un proceso abierto competitivo y transparente de validación de las nuevas entradas llamada minería.

Los datos almacenados en la cadena de bloques normalmente suelen ser transacciones (p. ej. financieras) por eso es frecuente llamar a los datos transacciones. Sin embargo, no es necesario que lo sean. Realmente podríamos considerar que lo que se registran son cambios atómicos del estado del sistema. Por ejemplo una cadena de bloques puede ser usada para certificar documentos y asegurarlos frente a alteraciones.

Según el acceso a los datos

Las cadenas de bloques se pueden clasificar basándose en el acceso a los datos almacenados en la misma:

  • Cadena de bloques pública: es aquella en la que no hay restricciones ni para leer los datos de la cadena de bloques (los cuales pueden haber sido cifrados) ni para enviar transacciones para que sean incluidas en la cadena de bloques. En ellas es fácil entrar y salir, son transparentes, están construidas con precaución para la operación en un entorno no confiable. Son ideales para uso en aplicaciones totalmente descentralizadas como por ejemplo para el Internet.
  • Cadena de bloques privada: es aquella en la que tanto los accesos a los datos de la cadena de bloque como el envío de transacciones para ser incluidas, están limitadas a una lista predefinida de entidades.

Ambos tipos de cadenas deben ser considerados como casos extremos pudiendo haber casos intermedios.

Según los permisos

Las cadenas de bloques se pueden clasificar basándose en los permisos para generar bloques en la misma:

  • Cadena de bloques sin permisos: es aquella en la que no hay restricciones para que las entidades puedan procesar transacciones y crear bloques. Este tipo de cadenas de bloques necesitan tókenes nativos para proveer incentivos para que los usuarios mantengan el sistema. Ejemplos de tókenes nativos son los nuevos bitcoins que se obtienen al construir un bloque y las comisiones de las transacciones. La cantidad recompensada por crear nuevos bloques es una buena medida de la seguridad de una cadena de bloques sin permisos. Suelen utilizar un protocolo de consenso tipo prueba de trabajo (proof-of-work).
  • Cadena de bloques permisionada: es aquella en la que el procesamiento de transacciones está desarrollado por una lista predefinida de sujetos con identidades conocidas. Por ello generalmente no necesitan tókenes nativos. Los tókenes nativos son necesarios para proveer incentivos para los procesadores de transacciones. Por ello es típico que usen como protocolo de consenso el de prueba de participación (proof-of-stake).

Posibles combinaciones de acceso y permisos

Las posibles combinaciones de ambos tipos de características son:

  • Cadenas de bloques públicas sin permisos. Un ejemplo de estas es Bitcoin. Como no es posible la existencia de cadenas de bloques privadas sin permisos, a estas también se las llama simplemente cadenas de bloques sin permisos.
  • Cadenas de bloques públicas con permisos. Un ejemplo de estas son las cadenas laterales federadas. Estas cadenas no pueden tener ataques Sybil, por lo que en principio poseen un grado más alto de escalabilidad y flexibilidad frente a las públicas sin permisos.
  • Cadenas de bloques privadas con permisos. Esta combinación es posible ya que hay distintas formas de acceder a los datos de la cadena:

 

  • Leer las transacciones de la cadena de bloques, quizás con algunas restricciones (p. ej. un usuario puede tener acceso solo a las transacciones en las que está involucrado directamente).
  • Proponer nuevas transacciones para la inclusión en la cadena de bloques.
  • Crear nuevos bloques de transacciones y añadirlo a la cadena de bloques.

Un contrato inteligente (smartcontract) es un código que se implementa en la cadena de bloques. Cada contrato inteligente contiene código que puede tener un conjunto predefinido de inputs/outputs. Los contratos inteligentes también pueden almacenar datos.

Los smartcontracts se usan para descentralizar, automatizar y securizar procesos/acuerdos que implican dos o más partes (personas u organizaciones), ya que facilitan, aseguran, hacen cumplir y ejecutan acuerdos registrados entre las ellas. Por tanto ayudan en la negociación y definición de tales acuerdos, ya que provocan que ciertas acciones sucedan como resultado de que se cumplan una serie de condiciones específicas. Tienen como objetivo brindar una seguridad superior a la ley de contrato tradicional y reducir costos de transacción asociados a la contratación. La transferencia de valor digital mediante un sistema que no requiere confianza (ej. bitcoins) abre la puerta a nuevas aplicaciones que pueden hacer uso de los contratos inteligentes.

Se pueden implementar en cualquier transacción que requiera un acuerdo registrado entre partes, como, por ejemplo, la contratación de productos financieros o de seguros, los depósitos en garantía, las operaciones de compra y venta instrumentos financieros en los mercados bursátiles, de préstamos sindicados, compra venta o alquiler de inmuebles, etc. Los contratos inteligentes normalmente también se componen de una interfaz de usuario y a veces emulan la lógica de las cláusulas contractuales.

iCommunity es un ecosistema de servicios y herramientas de tecnología Blockchain, diseñado para satisfacer las necesidades de las empresas y organizaciones, simplificando y ahorrando costes en su implementación.

El core de este ecosistema es nuestra plataforma ICOMMUNITY Blockchain Solutions (IBS). IBS está diseñada para cubrir el gap existente entre las organizaciones empresariales y la tecnología Blockchain, ofreciendo dicha tecnología como un servicio mediante “casos de uso” (verticales) que incluyen una experiencia técnica completa y el respaldo de desarrolladores de primer nivel.

Nuestra filosofía es “hacer que la tecnología blockchain sea accesible y fácil para todos”, democratizando su uso y descentralizando modelos de negocio que tradicionalmente han sido centralizados. Acercamos la tecnología Blockchain a los negocios y a las personas de forma sencilla y segura.

Ofrecemos, a través de IBS y de todo su ecosistema de casos de uso, una solución llave en mano que permite a las empresas desarrollar y desplegar nuevos modelos de negocio (o transformar los que ya tiene) mediante el uso de la tecnología blockchain, de una forma rápida, sencilla y económica utilizando nuestros “protocolos de uso personalizables”, sin los costos y preocupaciones de seguridad que de otro modo surgirían con una implementación interna.

Blockchain-as-a-Service (BaaS) es una propuesta que permite aprovechar soluciones basadas en la nube y ya implementadas:  token ya existente, contratos inteligentes (Smart contracts) y funciones blockchain. Mientras que el proveedor de la plataforma administra todas las tareas necesarias y actividades para mantener la infraestructura ágil y operativa.  Esto facilita enormemente la adopción de blockchain en las empresas.  Está basado y funciona de manera similar al concepto del modelo de Software como servicio (SaaS).

BaaS es el catalizador necesario que desencadenará una penetración mucho más amplia y más profunda de la tecnología blockchain en todos los sectores industriales y empresas. Con ICOMMUNITY cualquier empresa grande o pequeña, en lugar de crear y ejecutar sus propio blockchain, podrá simplemente “subcontratar” todo el trabajo técnico e infraestructura necesaria, y así centrarse en sus actividades principales.

Todo el ecosistema de empresas y modelos de negocio (casos de uso) desarrollado en ICOMMUNITY dará lugar a un mercado secundario de compra/venta de tokens ICOM, que de forma colateral provocará una continua revalorización de su valor monetario, ya que el mero hecho de su uso en todos estos verticales generará valor intrínseco en el token. Nuestro token ICOM es una herramienta (utility) empleada para implementar los casos de uso de blockchain que IBS proporciona, lo cual no quiere decir que no pueda tener el valor que la comunidad de usuarios de ICOMs le quiera dar.

Por otro lado, cabe tener en cuenta que una vez creados todos los tokens no se volverán a crear más, lo cual generará con el paso del tiempo escasez de los mismos, que unido al crecimiento constante del ecosistema de proyectos en ICOMMUNITY, podrá provocar que el ICOM sea cada vez más demandado, y por tanto suba de valor.

No obstante, ICOMMUNITY no asegura revalorizaciones del token ICOM, por lo que éstos no constituyen un activo financiero o de inversión “per se” que den derecho a ninguna participación empresarial ni tampoco representan derecho de propiedad.

contactoRSC